Ahorra energía en tu casa rural

Descubre cómo puedes ahorrar energía en tu casa rural mejorando las condiciones de tus contratos y adquiriendo buenas rutinas.

Te proponemos una lista de consejos y recomendaciones para que sepas cómo ahorrar energía en tu casa rural independientemente de la época del año con mejoras dentro de la vivienda pero también a nivel de rutinas de consumo y mejoras en las condiciones de los contratos de energía.

Compara entre tarifas de luz para encontrar la más adecuada

En una casa rural se consume más energía en determinados periodos del año como los fines de semana y las vacaciones. Por lo tanto, conviene saber cuál es el tipo de tarifa que más beneficia al uso que se da a este tipo de propiedades. Hoy en día ya no es necesario contratar los suministros de energía con la misma distribuidora y hay una diferencia entre esta última y las comercializadoras. Este detalles es importante, sobre todo en el momento de la contratación. Por ejemplo: no es lo mismo llamar a Naturgy (comercializadora) que a UFD por teléfono (el teléfono de Unión Fenosa Distribución). Aunque pertenezcan al mismo grupo energético no se puede contactar por teléfono para contratar con Unión Fenosa Distribución.

Las compañías tienen diferentes nombres en función del tipo de mercado energético que trabajan y por esta razón, como titular del contrato de energía en tu casa rural debes tener en cuenta cuáles son las diferencias entre el mercado libre y regulado a la hora de poner los precios. Algunas compañías ofrecen las dos opciones pero al igual que en el caso anterior, tienen denominaciones diferentes. Por ejemplo: en el caso de Viesgo y sus tarifas, que actualmente ha pasado a ser Repsol.

Las tarifas de gas natural y electricidad de Viesgo aplican un precio distinto por el consumo al contratar una tarifa con Repsol Energía del mercado libre o con Régsiti, la comercializadora regulada y lo mismo sucede con: Endesa, Iberdrola o EDP.

Por último, hay que prestar especial atención al tipo de discriminación que se aplica porque se puede llegar a pagar mucho más por la misma cantidad de energía consumida dentro de una casa rural con un sistema de discriminación poco conveniente. Para ello, se debe hacer el estudio del perfil de consumo y contrastar los resultados con las propuestas de las compañías, ayudándose de herramientas gratuitas como el comparador de tarifas online.

 Formas de ahorrar energía en tu casa rural

Los siguientes consejos te ayudarán a disminuir el gasto energético dentro de tu vivienda situada en un entorno rural en cualquier estación del año:

  • Moderniza el sistema de iluminación: cambia las lámparas antiguas de todas las habitaciones dentro de la casa rural y en su lugar coloca bombillas LED de bajo consumo. 
  • Reforma las fachadas exteriores: aplicando el sistema SATE para mejorar el aislamiento térmico de la vivienda. También conviene aplicar inyecciones de material aislante en cada estancia.
  • Aplica una capa de pintura aislante en los techos y paredes de toda la casa para prevenir humedades y trata de cubrir con paneles y revestimientos las zonas más susceptibles de ser convertirse en puentes térmicos. 
  • Reorganiza la distribución del mobiliario y la decoración: para aprovechar al máximo la entrada de luz solar, teniendo en cuenta cuál es la posición de las ventanas con respecto a los elementos en el interior. Puedes inspirarte mirando ejemplos de decoración para casas rurales en este artículo.
  • Contrata solamente los servicios y suministros necesarios: si tu casa rural es una segunda residencia para tus vacaciones, puentes y fines de semana es mejor prescindir de gastos innecesarios la fibra óptica y otras modalidades de Internet que requieren la domiciliación mensual de los pagos.